Conferencia Club SigloXXI “Los jóvenes del siglo XXI: Horarios, Conciliación y productividad”

Conferencia Club Siglo XXI (España) y publicada por la Asociación de Racionalización de Horarios.

En primer lugar quiero mostrar mi agradecimiento a la Comisión Nacional por hacerme partícipe de una labor que creo que nos afecta a todos, que es la búsqueda de la calidad de vida a través de igualar los horarios españoles al resto de Europa. Agradezco por ello la presencia de mis compañeros de mesa y a todas las personas que están aquí ya que todos hemos tenido una larga jornada de trabajo.

Soy socia fundadora de Conciliamos.es, el primer portal existente en España y el mundo que permite a las personas buscar trabajo a través de criterios de conciliación, y a su vez servir de escaparate permanente a aquellas empresas que a día de hoy están apostando por la conciliación y en este sentido pueden representar un modelo para otras. La creación del mismo responde a la demanda de las nuevas generaciones de tener un desarrollo integral – tiempo para trabajar y tiempo para desarrollarse en otros ámbitos- como también a la necesidad de muchas mujeres profesionales de poder compatibilizar su trabajo con su vida familiar.

Responde al hecho de que a día de hoy la gente quiere trabajar, pero no de cualquier forma…antes de proseguir con mi intervención pienso que es importante escuchar lo que los jóvenes nos tienen que decir, ya que más allá de todos los estudios existentes, es su propio discurso lo que nos va a permitir articular la visión de la realidad que ellos mismos tienen…

Como podemos ver en este pequeño video las demandas de los jóvenes son muy diferentes a lo que encontrábamos en el discurso de anteriores generaciones. El entorno social no es el mismo que hace unos años atrás y los jóvenes son voceros de una realidad que demanda cambios en nuestra estructura social, en la forma en que nos organizamos y vivimos.

Muchos de ellos han crecido viendo las consecuencias que implica las formas de trabajo que hemos sostenido hasta hoy… nuevas patologías, estrés constante, padres ausentes, desequilibrio en los tiempos que tenemos para desarrollarnos de forma integra, fracaso escolar entre otros…y no quieren repetir esos patrones… recientes estudios incluso llegan a postular que los niños y jóvenes en España están cada vez más distantes en la elección de una carrera similar a la de los padres… han vivido en carne propia el coste que esto implica y no quieren volver a repetirlo para con sus familias.

A su vez, es una generación que ha crecido en hogares en los cuales los padres muchas veces no podían estar presentes por las largas jornadas de trabajo y que por lo mismo se han visto obligados a ocupar a sus hijos en actividades de ocio o formación más allá de lo que el currículo académico les demandaba… el mensaje en este sentido es contundente para esta generación “las actividades fuera de lo que es entendido como deber son importantes y hoy lo que nos piden responde también a lo que les enseñamos a valorar desde que eran pequeños.”

Unido a esto vemos que el tener familia e hijos desde hace algún tiempo se esta significando como un problema, por la incompatibilidad de nuestros roles como padres, hijos, profesionales entre otros debido en gran parte a las largas jornadas de trabajo que actualmente tenemos… frente a esto aparecen “soluciones” que nos hacen desviarnos de la solución de el problema real… aparecen colegios que alargan su jornada para que “los hijos” no sean un problema para los padres que trabajan y con ello no estamos haciendo otra cosa que mantener las formas de trabajo actuales junto con agravar nuestra situación ya que el desarrollo afectivo, cognitivo y vincular de nuestros hijos es delegado a otros, el futuro de nuestros país es delegado a otros, tu derecho a ser padre presente es anulado en pro de un sistema que nos obliga a mantenernos largas horas de trabajo y aun así seguimos siendo uno de los países de Europa que menos produce…

Hasta ahora esto ha sido sostenible a costa de nuestra calidad de vida y desarrollo integral, sin embargo la concepción de las personas como recursos tiene fecha de caducidad…las estadísticas ya están sobre la mesa y nos anuncian que dentro de unos años seremos uno de los países más viejos de Europa debido a un descenso de la tasa de natalidad, lo que conlleva un envejecimiento progresivo de la población, en este sentido las personas seremos un bien escaso y por lo mismo tenemos que cuidarnos.

Se anuncia a su vez una tendencia que ya estamos viviendo en determinados sectores que tiene que ver con la falta de profesionales cualificados lo que demanda la incorporación plena de todos nuestros profesionales al mercado laboral independientemente de su género O EDAD.

Es verdad que la incorporación de la mujer al mercado laboral ha demandado cambios en la forma en que nos organizamos en nuestros hogares y en nuestras familias, y ese cambio es necesario para poder seguir avanzando como sociedad y seguirá en aumento. Este interés por el desarrollo profesional de las mujeres va de la mano a una mayor necesidad en las nuevas generaciones de jóvenes de poder desarrollar su rol de padres y profesionales… los jóvenes a día de hoy nos plantean el desafío de romper modelos tradicionales “No quiero ser ama de casa solamente” “No quiero ser solo un padre proveedor”…

Su demanda, la demanda de mayor conciliación de la vida personal, profesional y familiar me gustaría que fuera entendida como una solución a muchos de los problemas que tenemos ya que considerando el escenario al que nos enfrentamos si mantenemos las actuales jornadas y ritmos de trabajo nos arriesgamos a que:

– El apenas 19,74% que representa nuestra juventud actual y por lo tanto nuestro futuro presente un alto índice de patologías derivadas de la carga de trabajo y el estrés. A su vez nos arriesgamos a que se asiente aún más la disminución de la tasa de natalidad, a que sigamos teniendo vidas desequilibradas, a que se nos presente un escenario en el que encontremos jóvenes con falta de energía y altos índices de desmotivación, tasa de natalidad baja, y una población envejecida… frente a lo que me pregunto cómo podremos sostener este escenario desde nuestro sistema de seguridad social…

El discurso de los jóvenes se articula desde el tiempo, tiempo para todo, ser dueño de tu tiempo, se articula desde la necesidad de un desarrollo integral como personas y en este sentido la modificación de nuestros horarios es una condición imprescindible para lograr el equilibrio que buscamos ya no sólo como personas sino como sociedad.

Los jóvenes de hoy nos demandan un cambio necesario, hacia una sociedad más madura en la cual no haga falta estar presente físicamente largas horas de trabajo, sino tener claro los objetivos para poder desarrollar su trabajo de forma independiente, nos demandan oportunidades de empleo que les permita aportar, implicarse y producir desde una necesidad de autorrealización, nos demandan tiempo para crecer en otros ámbitos que también repercuten en nuestra sociedad como son la formación, las actividades de ocio, el sentido social y colectivista que les hace participar en voluntariados, en ONG… quieren tiempo para crecer, para compartir, para trabajar, para ser por sobre todo PERSONAS INTEGRAS.

Hoy nos encontramos en un momento en el que los jóvenes se encuentran con un escenario de empleos precarios, falta de oportunidades, dificultades para independizarse y definir su trayectoria vital debido a aspectos económicos… en este sentido hoy más que nunca frente a la crisis que vivimos corremos el riesgo de que la historia se repita y nuestros jóvenes tengan que pluriemplearse para poder sobrevivir…hoy por hoy no podemos arriesgarnos a eso… nuestro futuro esta en sus manos.

Siento y pienso que tenemos un gran desafío como empresas, como instituciones y como personas, tenemos que educar para que sus demandas adquieran un sentido de crecimiento social y que situaciones como estar embarazada, querer acogerse al permiso de paternidad o reducción de jornada, el querer descansar, seguir formándonos y desarrollarnos de forma íntegra dejen de ser un problema porque no lo son… todos estos factores constituyen los ejes básicos que nos permitirán crecer como país, y estar en Europa siendo europeos.

En este sentido quiero afirmar que la función de la empresa como agente de cambio social es hoy en día clave, en el sentido de que promover este tipo de prácticas dentro de la organización traerá repercusiones positivas tanto para las personas, para las empresas, como a la sociedad, sólo hace falta observar las experiencias de países como Francia, Holanda, Alemania y Países Nórdicos, entre otros

Si este dato lo complementamos con una encuesta realizada a través de nuestro portal Conciliamos.es donde se les pregunto a las personas que incidencia tendría la aplicación de la jornada intensiva de verano 07:30 a 15:00 en su productividad y satisfacción… los resultados vuelven a ser contundentes: Un 95% afirma que aumentaría, un 4% que seguiría igual y sólo un 1% disminuiría.

Para sostener estos resultados sólo hace falta ver los casos de empresas españolas que han realizado modificaciones sustanciales con respecto al horario, quiero citar el ejemplo de Iberdrola una empresa que tras implantar la jornada continua ha incrementado su productividad en medio millón de horas durante el año 2008.

Por todo esto Conciliamos.es se adquiere a 8 horas de trabajo, 8 de descanso, 8 de vida personal y familiar… ahí está el futuro, y ahí esta el cambio.

Un comentario en “Conferencia Club SigloXXI “Los jóvenes del siglo XXI: Horarios, Conciliación y productividad”

Los comentarios están cerrados.