Jóvenes, redes sociales y oportunidades laborales

Ponencia en V Congreso Nacional de Racionalización de Horarios. “Es hora de Conciliar”. Octubre 2010

“Desde mi posición de joven y además empresaria hoy quiero invitaros a analizar qué es lo que los jóvenes nos están diciendo con su participación en redes sociales ya que el cambio generacional trata de una estrategia de supervivencia a los nuevos entornos…

La juventud no es un problema social , el problema lo tenemos nosotros al no saber escuchar lo que nos están diciendo, al no hacernos la pregunta de por qué hemos llegado hasta aquí, nuestra tasa de paro juvenil que dobla la media europea es un síntoma, pero lo es más la conciencia de que para los jóvenes hoy no existe la tierra prometida, la pobreza e inestabilidad laboral es parte de la realidad que están enfrentando, el ver coartados sus sueños y expectativas ya que las estrategias que les enseñamos junto a los valores que les entregamos no funcionaron, a cambio de esfuerzo han encontrado contratos precarios dentro una economía sumergida, a cambio alto grado de cualificación trabajos infracualificados y la imposibilidad de desarrollarse de forma plena a nivel profesional y vital … ¿Estamos respetando su tiempo?, ¿No hablamos de minutos ni de horas, hablamos de años de falta de oportunidades y una sociedad que les devuelve una imagen negativa de si mismos.

Diversos estudios ponen de manifiesto que las personas que han experimentados problemas de inserción laboral mientras eran jóvenes presentan carreras más erráticas producto de las marcas psicológicas que provoca el desempleo como puede ser la perdida de autoestima.

Las generaciones jóvenes nos están planteando una alternativa nueva para la sociedad, para generar nuevos modelos de gestión de personas y organización social…

VAMOS A ESCUCHARLOS…

Si escuchamos lo que los jóvenes nos dicen a través de su participación en redes podríamos decir por tanto que identificamos dos dimensiones en absoluta relación lo que yo llamaría la dimensión de IDENTIDAD (este soy yo y quiero mostrarte quien soy, que hago y me gusta y en tanto hago esto me reafirmo también) y DIMENSIÓN RELACIONAL que también constituye, en cuanto hay otro que me ve y al cual puedo preguntar cosas y con el que además puedo cultivar habilidades sociales y técnicas accediendo a contenidos y comunidades centradas en una temática que yo elijo, creo o descubro.

En lo virtual han encontrado el espacio para mostrarse y reafirmarse no desde lo que DEBEN ser si no quizás hoy más que nunca desde lo que SON . Los jóvenes nos están mostrando la importancia de reafirmar nuestra identidad, la necesidad de reconocimiento y sus ganas de decir ESTA es mi voz , esto es lo que soy , y esto es lo que quiero, busco aportarte de igual a igual, pero también te veo y si me gusta te reconozco e incluso te transformo en referente.

Tenemos el deber de comenzar a comprender que el fenómeno de las redes sociales y la participación de los jóvenes en ellas responden a fenómenos de adaptación, el espacio para mostrar lo que somos ahí está legitimado, para aportar desde nuestra experiencia y desde nuestros intereses y potencial, también existe el espacio para el reconocimiento y para decir aquello que quizás las anteriores generaciones callábamos…la colaboración en las redes sociales es un hecho y el saber surge de la experiencia vital, del conocimiento compartido… donde las jerarquías pueden existir pero son basadas en méritos y autoridad ganada por naturalidad, por cercanía e identificación, líderes de carne y hueso que sienten, comparten, se equivocan, lo reconocen, no temen hacer el ridículo o al menos eso parece…

¿Preguntémonos por qué los modelos de autoridad clásicos están en decadencia?…,Tenemos que hacer un mea culpa, los referentes de autoridad clásicos y los valores que no fuimos capaces de sostener al ser incoherentes están cayendo, se han equivocado aquellos que dijeron que las cosas DEBÍAN ser de una forma que ni siquiera ellos fueron capaces de sostener, o de aquellos que dijeron que premiarían el esfuerzo y el trabajo duro y lo único que han hecho es entregar a cambio contratos precarios, falta de oportunidades de desarrollo real, o de aquellos que pensaron que transmitiendo saberes únicos y no dejándolos descubrir estábamos desarrollándolos…

Dentro de este entorno yo los invito a preguntarse cómo se sentirían vosotros si ven que con estudios, idiomas y mucho esfuerzo lo mejor que consiguen es una práctica o un contrato por obra que puede durar 6 o más años, cómo se sentirían si no pueden independizarse porque obviamente contratos de este tipo conllevan inestabilidad y salarios que no les permiten desarrollarte a nivel de tu vida personal …¿Cómo te sentirías si con 32 años sigues siendo el becario eterno que cubre puestos de trabajo encubiertos?… ¿Cómo te sentirías tú si ves que tus padres llegan muy tarde a casa y la mayor parte del tiempo estás solo?…¿No intentarías crear otras realidades que te constituyan de forma positiva?, ¿No generarías redes de apoyo?

Las empresas debemos hacer un mea culpa en este sentido…y también ser conscientes de que pedimos compromiso, implicación, aporte de talento..y viendo que las redes funcionan las incluimos en nuestras plataformas para luego quejarnos que los empleados no aportan…como van a funcionar os pregunto? Si paralelamente a la introducción de estas nuevas herramientas de comunicación mantenemos sistemas de gestión que no hacen otra cosa que intentar estandarizar, controlar y gestionar … y aún así tenemos el descaro de hablar de talento, de demandar el talento personal de nuestros empleados cuando lo que realmente estamos haciendo es infravalorarlo…

Hemos reproducido un sistema que aprendimos y que hoy tenemos el deber de cuestionar partiendo por darnos la oportunidad de ser nosotros mismos , de educarnos en gestión emocional y reforzar nuestra autoestima y ser tan auténticos como quizás nunca lo hemos sido…quizás ahí sean menos las frustraciones, menos los debo y más los quiero, más la vocación y menos la obligación y por tanto tendremos personas que se sienten dueñas de su vida , que elijan y construyen desde una motivación intrínseca. Creo que antes de intentar controlar tanto como padres y empresas debemos preguntarnos ¿Qué están encontrando los jóvenes en las redes sociales?…quizás ahí, desde esa pregunta podamos entender que debemos generar esos espacios en el mundo tangible…quizás ahí sabremos cómo educar-educarnos.. .las redes sociales no vienen a remplazar la realidad sino a crear nuevos espacios donde individuo y sociedad conviven, donde el talento individual tiene un espacio real, donde existe espacio para el SUJETO y la posibilidad de una comunicación bidireccional, donde los jóvenes han encontrado un lugar que quizás en el mundo tangible no hemos sido capaces de generar .

Tenemos que comenzar a comprender que si le dan valor al tiempo y esto se observa en que comprenden que lo que importa en la vida no son sólo las horas que pasamos en el trabajo, quieren tiempo para seguir estudiando, para sus hobbies, para si mismos, y aquellos que les importan. Son conscientes del tiempo, del tiempo que están perdiendo a nivel de desarrollo VITAL y profesional al no tener oportunidades como las que quizás muchos de nosotros tuvimos, al ver frustradas sus expectativas y sueños…esos primeros años no van a volver y las consecuencias de lo que los adultos estamos haciendo van a dejar huella…el talento comienza a quemarse y también a emigrar en busca de oportunidades… ¿Podemos permitirnos ese lujo?…

La racionalización de horarios es importante para el desarrollo de nuestros jóvenes, pero es igual de importante comenzar a generar oportunidades donde les demostremos que VALORAMOS y RESPETAMOS SU TIEMPO VITAL y con ello a ellos, tenemos el deber de generar oportunidades laborales que les permitan desarrollarse de forma íntegra por que la invitación que hoy nos hacen es hacia una sociedad más madura , con las ideas claras, de menos política y más coherencia, una sociedad que quieren construir y en la que quieren aportar…ellos nos necesitan y nosotros a ellos..para poder entender hacia dónde vamos y así crecer como sociedad, debemos ofrecerles tiempo para hablar pero sobre todo para escucharlos, tiempo para reforzar su autoconcepto, tiempo para ayudarlos a encontrar sus propias motivaciones, su motor interior o motivación intrínseca, tiempo para ayudarles a cultivar su derecho a pensar, sentir y comportarse de manera diferente a como los demás desearían entendiendo que el otro tiene ese mismo derecho, tiempo para acompañarlos mientras encuentran su propio camino… tiempo para generar junto a ellos nuevas realidades, las oportunidades que pueden ayudar a España a salir de esta crisis…educándolos-educándonos o mejor dicho dejándonos SER y APORTAR desde la confianza de conocernos y RE-CONOCERNOS a nosotros mismos y a otros.

3 comentarios en “Jóvenes, redes sociales y oportunidades laborales

  1. Estoy de acuerdo casi, casi con todo lo que comentas. Sin embargo, no puedo echar “toda la culpa” al entorno. El entorno es igual para todos y algunos se empeñan, se esfuerzan y CONSIGUEN su sitio en el mundo OFF… ¿No habrá un poco también una intención de ir por el camino más fácil, de esperar a que todo llegue?… ¿No habrá otra barita de medir para calcular el sacrificio que estás dispuesto a realizar?…
    No sé… veo a mis padres… me veo a mí… veo a otros a mi alrededor y percibo que estamos más predispuestos a dejarnos la piel que otros… lo que, desde luego, no te asegura el éxito…

    En fin, son solo pensamientos en voz alta…

    Me gusta

    1. Hola Sergio,

      Gracias por tus comentarios, me gusta que pienses en voz alta. Claramente la primera responsabilidad es personal, pero junto a ella debe existir un entorno que facilite su real inserción al mundo laboral. No tiene sentido tener a miles de jóvenes con una alta cualificación en el paro o en puestos en los que sus capacidades se ven infravaloradas o no son realmente recompensadas.Desde mi punto de vista los jóvenes ya han cumplido gran parte de lo que les toca pero paralelamente deben existir políticas sociales y empresariales que apoyen,refuercen, fomenten y valoren la meritocracia.

      A día de hoy se critica a aquellos que no trabajan ni estudian y lo que deberíamos hacer antes de criticar es preguntarnos como llegamos a esto para encontrar soluciones …al final las estrategias generacionales son estrategias de adaptación al entorno por lo que lo que está ocurriendo ahora también habla de lo que no hemos sido capaces de resolver antes y nos habla también de los cambios en el entorno que estamos viviendo. Para mi el futuro de este país depende de la capacidad que tengamos de integrar a los jóvenes y no sólo por temas generacionales y de natalidad. España envejece a nivel emocional, intelectual y se va quedando atrás en terminos de generación de I+D…la integración de los jóvenes en condiciones plenas y la potenciación de sinergias entre generaciones desde mi punto de vista es la clave.

      Un fuerte abrazo

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.