Cuando el lenguaje es el bienestar: Conciliación, desarrollo emocional y salud mental

El entorno en el que estamos nos habla de grandes índices de enfermedad mental, anunciándonos que el año 2020, la segunda causa de discapacidad laboral será la depresión. Un realidad que ya no nos es ajena cuando consideramos que actualmente es la cuarta causa de discapacidad laboral en el mundo, la primera a nivel mundial entre los jóvenes, y las mujeres duplican el porcentaje de hombres aquejados por esta enfermedad. Según las estadísticas oficiales, actualmente contamos en España con 6.000.000 de personas que están sufriendo por depresión, 7.000.000 que sufren estrés , miles de personas que no están llegando a cubrir sus necesidades básicas y con dificultades las de sus familias, en un entorno que cada día nos habla de mayor desigualdad social, ya no hablo solo de pobreza, entre otros muchos factores.

Mi forma de celebrar el día de la mujer pasa por la conciencia de los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad desde el conocimiento de la vivencia de la exclusión y la lucha por construir desde esa experiencia sociedades donde el respeto a las personas y sus derechos básicos sean independientes de cualquier característica

Por ello hoy quiero invitarte a ayudar al surgimiento de una nueva RSE, una que hable de real respeto al ser humano y que parta por comprender que los primeros años de crianza son básicos para el establecimiento de una salud emocional en equilibrio, donde la negación de los periodos críticos de desarrollo y la ausencia de los padres tal cual hasta hoy la hemos vivido constituye un riesgo a nuestra evolución, cuando consideramos que el apego y la formación del vinculo influye en el desarrollo total de la persona a lo largo de nuestro ciclo vital implicando la predisposición hacia determinadas patologías mentales y enfermedades físicas.

Nos enfrentamos a la necesidad de generar un nuevo sistema económico y social sostenible, humanamente sostenible, y para ello esta vez, tendremos que escuchar los síntomas que estamos viviendo como sociedad, un entorno convulso que también es una posibilidad de mejora y más cuando esta vez tenemos la posibilidad de comprender para generar nuevas realidades, nuevas respuestas.

Legitimar la necesidad de conciliación es una de ellas, teniendo tiempo para desarrollarnos en todos nuestros ámbitos vitales, seamos padres o no, así como tiempo para descansar, tiempo y administración del tiempo que nos permita tener una vivencia de nuestra autonomía que finalmente nos fortalezca

Esta es mi forma de ayudar a construir una sociedad que abraza el lenguaje del bienestar, desde las necesidades de conciliación y las características del desarrollo emocional desde nuestra infancia.

Aquí os dejo el link al articulo para aquellos que quieran comenzar o seguir construyendo una nueva mirada,

Cuando el lenguaje es el bienestar: Conciliación, desarrollo emocional y salud mental

————————————————————————- Algo que me gustaría invitarte a escuchar para reflexionar:

Con el tiempo he comprendido que a veces para llegar a las personas tenemos que dar espacio a esa palabra sentida a ese lenguaje universal que no pasa necesariamente por la razón y a veces encontramos canciones sabias que nombran en palabras y emociones grandes historias: “Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro, si te quitan la teta y te cambian de cuento…no te tragues la pena, porque no estamos muertos… llegaremos a tiempo…”

3 comentarios en “Cuando el lenguaje es el bienestar: Conciliación, desarrollo emocional y salud mental

  1. Gracias Alejandra, es un brillante artículo en el que me mostraste un nuevo mapa de la realidad pero al mismo tiempo me haces pensar sobre mi.Gracias por tu mirada, profesionalidad y generosidad. Un abrazo. J.P

    Me gusta

  2. Desde luego que resulta vital apostar por un cambio (radical) de las políticas de responsabilidad social corporativa. O más que un cambio, apostar por una aplicación (real) de ellas. Hay que dar una difusión global a este tipo de artículos para concienciar a la sociedad de la importancia de un correcto desarrollo emocional de la persona para lograr un crecimiento en todos los aspectos, no sólo el personal, sino también el social. Tremendamente interesante todas las referencias a los estudios – algunos ya con resultados publicados hace décadas – sobre la teoría del apego y su influencia en aspectos tan dispares de la vida. Resultará necesario primero concienciar al individuo de esta realidad – no será difícil -, para que el cambio surja de nuestro propio yo y se comience a aplicar en nuestros núcleos sociales más cercanos, permitiendo ver así sus resultados. Los tiempos que corren sin embargo son un caldo de cultivo para los virus que atacan este tipo de pensamiento, y si y sólo si, educamos y crecemos en él, podremos combatirlos y propiciar el cambio (real) . Lo primero es concienciar. Adelante con ello. Espero que con los años se vean los frutos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.